Clínica Doctor Pérez Díaz
  • Curriculum |
  • Tratamientos |
  • Cita on-line |
  • Dónde estamos |
  • Sala de prensa
Home. Página principal Clínica Dr. Pérez Díaz Contácte con Clínica Dr. Pérez Díaz Volver
Tratamientos
Solicite ahora su CITA ONLINE
Listado General de Tratamientos Morfolipoescultura Bioplastia
Tratamiento ultrablanqueador. Dr. Pérez Díaz Carboxiterapia Growth Factor
Jeet Peel Relleno corporal Antiaging progresivo
Medicina antienvejecimiento Rhinoplastia médica Gluteoescultura Gluteopexia
Microdenerviación supraselectiva (Toxina Botulinia) Corrección con inflintaciones Mesoterapia corporal y Facial
Bioestimulación Hilos Aptos Modelaje corporal (Radiofrecuencia)
Peelings médicos Suturas de poliamida y prolone (face up) Vascular / Esclerosis
Retensado cutáneo Radiofrecuencia Facial  

Modelaje corporal. Radiofrecuencia

 

Indicaciones

Tratamiento de la flaccidez cutánea en cualquier zona facial y/o corporal. Este tratamiento reduce los signos de envejecimiento de la piel, proporcionándole una apariencia más juvenil. También denominado "thermalift" o radiodermoplastia, el tratamiento se lleva a cabo con una tecnología aprobada por la FDA americana para el tratamiento de los surcos y la flaccidez que se originan en el rostro por la laxitud de la piel. Con algunos equipos, los resultados se obtienen con una única sesión de tratamiento; con otros equipos se precisan varias sesiones.

En los tratamientos faciales se consigue una expresión más vivaz y juvenil. Se obtiene una elevación de las cejas cuando se trata la parte superior del rostro, y una disminución de los pliegues nasogenianos al tratar las mejillas; al tratar toda la cara, se logra una mayor definición del óvalo facial, pudiendo también tensar la piel del cuello.

En los tratamientos corporales (brazos, abdomen, muslos, etc.) mejora la flaccidez cutánea y la piel recupera su tersura,

 

Método

Se utiliza un dispositivo emisor de radiofrecuencia avanzada denominada radiofrecuencia no ablativa, que genera una gran elevación térmica tisular, y determina la inmediata contracción de las fibras de colágeno en las capas profundas de la piel. En una segunda fase, durante los meses siguientes, induce un proceso de formación de nuevo colágeno, que producirá un rejuvenecimiento progresivo y duradero de la zona tratada.

 

Tratamiento

En razón del equipo de radiofrecuencia que se utilice, puede requerirse anestesia tópica o local; con algunos equipos no se necesita anestesia.

En todos los casos, se trata de un tratamiento ambulatorio. No se requiere ningún tipo de vendaje. La mayoría de los pacientes vuelven a su actividad normal inmediatamente después del tratamiento, en ocasiones con una mejoría ya visible.

Algunos experimentan un leve enrojecimiento de la piel (como el de una exposición solar), que normalmente desaparece rápidamente. No se necesitan cuidados especiales tras el tratamiento, pero se debe realizar protección solar, como parte del cuidado general, durante los 15 días siguientes al tratamiento.

 

Duración del tratamiento

Según la extensión de la zona a tratar y el equipo, el tratamiento puede durar de una a cuatro horas.

Incluye la aplicación y actuación de la crema anestésica, a veces pequeñas infiltraciones de anestesia en determinadas zonas particularmente sensibles, marcado de la zona a tratar y la propia aplicación de la radiofrecuencia.

 

Inconvenientes

Se trata de un tratamiento muy seguro.

Sin embargo, cuando se utilizan altas energías, pueden producirse algunas lesiones en la piel, por ejemplo pequeñas quemaduras superficiales que habrán de resolverse espontáneamente en los días posteriores a la sesión.

Este tratamiento ha sido evaluado muy cuidadosamente sobre miles de pacientes (más de 120.000 casos en Estados Unidos), con un mínima incidencia de incidentes adversos duraderos.

 

Comentario

La radiofrecuencia abre un gran camino en el tratamiento de la flaccidez tanto corporal como facial.

Recientes estudios publicados constatan que la retracción de la piel se produce gradualmente durante dos a seis meses después de la sesión o sesiones de tratamiento. En algunas personas los resultados son visibles mucho antes y, en la mayoría, la mejoría es continua hasta el año. Según esos mismos estudios, los resultados se mantienen estables al menos 2 años; actualmente se admite que permanecerán entre 3 y 4 años.

Es una metodología cómoda y segura, actualmente en pleno desarrollo, lo cual permitirá descubrir nuevas indicaciones.

 

LIPOESCULTURA MÉDICA CON RADIOFRECUENCIA

El equipo de inducción térmica selectiva por radiofrecuencia conducida utiliza una energía que se aplica en cirugía desde la década de los cuarenta. Recientes descubrimientos nos posibilitan tratar selectivamente, mediante disparos de radiofrecuencia,  la dermis profunda y  las capas subdérmicas causándoles una hipertermia profunda e instantánea (importante aumento de temperatura), mientras se protege con frío la epidermis (capa mas superficial de la piel) durante el disparo.

Se produce así la contracción del colágeno y la expresión de las proteínas de choque térmico, iniciándose  la reparación y remodelación de este colágeno profundo.

Durante la aplicación de los disparos en la piel de la zona tratada se emplea un gel de conducción y la paciente notará una intensa sensación de calor sin que ésta llegue a ser dolorosa. No es habitual, pero no sería un efecto adverso, que en los días siguientes al tratamiento se note una ligera sensación de calor o enrojecimiento de la piel tratada pero no se producirá descamación de la epidermis (como ocurre en mas o menos medida en el caso de los peeling).

Contribuirá a la reafirmación de los tejidos flácidos y del aspecto externo de la piel, que nos reflejará la mejora del colágeno interno. Esto es previsible que ocurra entre los dos y cuatro meses desde el comienzo de las aplicaciones, cuando el colágeno adquiera su remodelado.

Tratar pieles oscuras no es ningún impedimento para la energía de radiofrecuencia.

El número de sesiones se planificará según criterio profesional y evolución, en algunos casos se obtendrán resultados óptimos a las pocas aplicaciones (4-6), en otros se precisará un mayor número de sesiones (6-10) para llegar a obtener resultados. Lo habitual es aplicar tratamientos entre cuatro y diez sesiones.

El tiempo empleado en cada sesión dependerá de parámetros tales como la extensión de la superficie de aplicación y las condiciones individuales de cada caso, que determinarán el que sean necesarios mas o menos disparos para conseguir el calentamiento deseado en la zona de aplicación y que incluso podrá variar de unas sesiones a otras en la misma persona.

El intervalo entre sesiones puede ser de siete a diez días,  o de diez o quince días.

En tratamientos de pieles con flaccidez los resultados por retracción se pueden observar casi de inmediato, los producidos por la generación de nuevo colágeno se empezarán a observar entre los dos y cuatro meses después de finalizado el tratamiento.

En algunos casos de acúmulos grasos muy importantes puede estar indicado la combinación de ésta técnica con la aplicación en la zona, mediante inyección con aguja, de una determinada cantidad de suero fisiológico, en el interior de los acúmulos grasos que se deseen reducir. A continuación se aplica, sobre el edema creado en la zona, la radiofrecuencia externa. La onda de calor chocará y refractará, en este medio acuoso, contra las paredes celulares de los adipositos (células grasas) provocando el estallido de su membrana (como un papel de fumar se rompería frente a un amplificador de sonido a una altísima potencia) y facilitando la liberación de su contenido.

Tras 24 /48 horas de esa primera sesión  haremos un pequeño drenaje linfático para  facilitar la eliminación de la inflamación de la zona.

Recomendaciones post-tratamiento

Ingesta de 2 a 3 litros de agua al día, lo que favorecerá una buena diuresis y por tanto mejor eliminación renal de los depósitos movilizados. A veces se aconsejará como complemento algún tratamiento homeopático drenante.
Adecuada pauta higiénico alimentaría que regule, caso de ser necesario, el peso corporal. Esta técnica busca la movilización y disminución del volumen en zonas localizadas pero nunca la pérdida de peso global.

            Si está tomando algún fármaco o padece alguna enfermedad renal, hepática, hipertensión…debe comunicarlo antes de comenzar cualquier tratamiento médico.

            Los días siguientes al tratamiento podrán aparecer algunos hematomas en las zonas de inyección (caso de que ésta se hubiese practicado) y notarse una pequeña molestia sobre todo por la sensación de inflamación, calor, enrojecimiento local, incluso la palpación de zonas mas duras. Esto  no corresponde a ninguna reacción adversa sino a la reacción normal por la rotura del tejido graso.  No  se suele requerir ningún tratamiento farmacológico aunque se puede ingerir paracetamol o nolotil que mejorarán las molestias.

            Este procedimiento puede realizarse solo o en combinación con sesiones de amasamiento tisular mediante endermología con el LPG . Por esta razón el número de sesiones así como el intervalo de las mismas oscilará, en función de la patología a tratar en cada caso y del protocolo aconsejado por la doctora.

Los tratamientos  siempre deben individualizarse.